Acerca de la campaña de Cristina Kirchner

Como saben, el próximo domingo estaremos participando de las elecciones nacionales para elegir nuestro próximo presidente, vice, autoridades provinciales, diputados, senadores, comunales, etc. Una gran elección para el futuro del país, ya que los próximos años serán clave para nuestro desarrollo. Más allá de eso, hoy reparé en un detalle que no había llegado a mi mente desde hace semanas. Logró atraer mi atención el mensaje de campaña de Cristina Fernández (así como le gusta) en uno de sus afiches, y asumo que debe ser el claim de su campaña. Dice algo así como

Sabemos lo que falta. Sabemos como hacerlo.

Fueron algunos microsegundos hasta que mi mente tomó dimensión del mensaje, que me refregaba en mi propia cara la total suficiencia y soberbia del enunciado. ¿Así que se la saben todas? ¿Qué saben lo que falta? ¿Quién les enseñó a “aprender” lo que falta y encima a saber cómo hacerlo?.

Señores candidatos: no saben nada. Sí, así lisa y llanamente. No están preparados para gobernar, porque fueron educados precisamente para eso, para decir y repetir de que están preparados (algunos con más suficiencia, al 100%), que saben cómo administrar una ciudad, semáforos, baches, atraer “inversiones” y conocer de planes sanitarios.

Señores candidatos: no saben que lo incierto es lo único cierto. Estamos, como dice un filósofo de cabezas y no de cabeceranavegando en un océano de incertidumbre donde sólo conocemos archipiélagos de certezas. Así que no me vengan con el “sabemos lo que falta, sabemos cómo hacerlo”.

Señores canditados: Sean sinceros. Por primera vez asuman que están para conducir un tiempo de país que será improbable, difuso, incierto. Digan las herramientas con las que cuentan, pero no actúen con el error de enunciados enlatados y vacíos.

Señores canditatos: Estamos inmersos en un proceso de cambio constante, con dificultades cada vez más grandes para predecir los comportamientos y sucesos políticos. El mundo hace 10 años era completamente diferente, hace cinco también. ¿Saben la señora Fernández cómo gobernará al país dentro de 3 años? La política es compleja, es reticular, imprecisa, no cartografiable.

Llenó mi furia esa diatriba de soberbia de la mala, al avanzar dos cuadras y ver otro afiche, más “pluralista” que dice que

A la Argentina que viene la hacemos entre todos.

¿No era que se las sabían todas? ¿Para qué hago falta en esta Argentina, si ya saben lo que falta y saben cómo hacerlo? ¿Para qué hago falta entonces? ¿Saben hasta la tarea que me toca hacer? Quizá tienen algún plan para mí, pensé irónicamente, y no me dí cuenta todavía.

Si antes no la iba a votar a la Sra. Fernández, menos ahora. No quiero ni puedo aceptar con complacencia esa consigna.