Al sur de la frontera, al oeste del sol, de Haruki Murakami

 
07_AlSurdelaFrontera.jpg

AL SUR DE LA FRONTERA, AL OESTE DEL SOL

por Haruki Murakami

Título original: Kokkyō no Minami, Taiyō no Nishi
Editorial: TUSQUETS
Primera edición: 2007
Páginas: 272

 

★★★☆☆ –  Hajime es un hombre que ronda los cuarenta años, casado, con dos hijos y que cuenta con un buen pasar económico. Es dueño de unos bares de jazz en un barrio acomodado de Tokio y podría decirse que goza de cierta felicidad. Cuando era niño creció con el estigma de ser hijo único, y eso lo tuvo atormentado desde siempre.

Durante su infancia tenía, sin embargo, una alegría: la compañía de Shimamoto, una niña de su barrio con la que solía pasar horas escuchando música. Ambos fueron creciendo y entre ellos se fue forjando algo más que una amistad. 

Dice Murakami:

Me tomó de la mano una sola vez. Fue un día que me llevaba a algún sitio, y el gesto decía: «Rápido, es por aquí». Nuestras manos permanecieron unidas como mucho diez segundos, pero a mí me parecieron treinta minutos. Y cuando me soltó, deseé que el contacto no se hubiera interrumpido. Yo lo sabía, sabía que ella me había cogido la mano de una manera espontánea, pero que, en realidad, lo había hecho porque deseaba hacerlo. Aún hoy recuerdo el tacto de su mano aquel día. Es un tacto diferente a cualquier otro que haya experimentado después. Era simplemente la mano pequeña y cálida de una niña de doce años. Pero en aquellos cinco dedos y en aquella palma se concentraban, como en un catálogo, todas las cosas que yo quería saber, todas las cosas que tenía que saber. Y ella, al tomarme de la mano, me las enseñó. Me enseñó que en el mundo real existía un lugar como aquél.

No obstante, a poco de entrar en la adolescencia sus destinos se separaran. Mudanzas, cambios de colegio, noviazgos fallidos y los mismos años los van convirtiendo en adultos. Hasta que una noche cualquiera, después de casi treinta años, en la misma barra de su bar, Hajime ve sentarse a Shimamoto. Y desde ese momento supo que su vida iba a cambiar y que además de traerle recuerdos sobre su pasado, tendrá consecuencias sobre su presente y futuro.

Valoración: Una linda historia de amor, de esas platónicas que Murakami sabe contar muy bien.  Aunque sí debo decir que no es de lo que más me gustó del autor. Creo que esta historia está muy lejos de 1Q84 o Kafka en la orilla


¿Te ha resultado útil o interesante esta reseña? ¡Compártela en tus redes sociales!