Caminos para la relación bilateral Argentina-Estados Unidos

Juan Tokatlian discute en La Nación las posibles redefiniciones de las relaciones bilaterales entre Argentina y los Estados Unidos, como así también cómo ser un aliado extra-OTAN (!) no tiene mucho peso cuando hay actitudes e imágenes mucho más fuertes de ambas posiciones.

Pretenderá Washington mostrar su relativo disgusto con el gobierno actual retirándole la designación de aliado? ¿Sería ésa la primera medida emblemática para establecer un nuevo tono bilateral? ¿Se buscará que una medida de tal tipo reverbere en otras capitales de América latina, en el sentido de indicar que, de ahora en más, Estados Unidos no aceptará más titubeos en el manejo del fenómeno Chávez?

O inversamente, ¿deseará el gobierno de Kirchner informarle a Washington que no le interesa más preservar aquella designación? ¿Aspira a dar por terminado el legado de Menem? ¿Pretende desarrollar una política más distante -jamás de confrontación- en relación a Washington? ¿Quiere usar ese tema electoralmente en medio de la campaña de 2007 por la presidencia?

Si lo planteado tiene alguna verosimilitud habrá que seguir con detenimiento a las respectivas cancillerías y, en especial, a los ministerios de Defensa. Si la conclusión a la que llegan en la Casa Blanca y en la Casa Rosada es no agitar las aguas, es posible que estemos ingresando a un particular modus vivendi entre Estados Unidos y la Argentina: ni relaciones íntimas ni relaciones ínfimas, sólo prudentemente prácticas.

Buenos Aires y Washington: un nuevo rumbo (La Nación)