Cinco Esquinas: regreso para Vargas Llosa

Un libro redondo que nos lleva al Perú de los años 90 y donde se discute el rol del periodismo 'amarillo'

★★★★✩ – Solo me llevó unos pocos días terminar de leer Cinco Esquinas [$], el último libro de Mario Vargas Llosa, y la verdad es que me gustó mucho. Cinco Esquinas, editado por Alfaguara, es de esos libros en los que te das cuenta que detrás hay un premio Nobel, porque no le sobra nada. Y ahí está la virtud. Todo está en su justa medida: los personajes principales, el ritmo, la trama, los secundarios y el twist final para cerrar el libro. Leer a Vargas Llosa es un placer, y mucho más cuando incluso a sus ochenta años se anima a volver con escenas eróticas en sus historias.

Cinco Esquinas tiene como trama dos ejes bien marcados que se irán mezclando a lo largo de los capítulos. Por un lado, la relación amorosa entre dos mujeres, ambas esposas de empresarios influyentes y poderosos del Perú que ven envueltos en un escándalo; y por otro, el mundo del periodismo ‘amarillo’ que como títere del poder político destapa o inventa dramas sexuales de políticos opositores. Estas dos historias suceden en algún tramo de los años 90, durante la presidencia de Alberto Fujimori y donde Sendero Luminoso sembraba el terror en el Perú.

La crítica seguramente dirá que se trata de un “libro menor”, algo que resulta obvio si se lo compara con obras pasadas –y consagradas– como Conversación en la Catedral o La casa verde, pero Vargas Llosa a sus 80 años ya no tiene que demostrar nada a nadie, sobre todo cuando nos presenta un libro ‘redondo’ como Cinco Esquinas, que como digo, tiene esa extraña virtud de no sobrarle nada. ◼︎

LibrosYamil Salinas