El ciberdebate español, un fiasco

De esa manera lo relata Juan Varela de Periodistas 21, donde todo lo que se esperaba del ciberdebate español (como hablábamos hace días) parece ser que ha quedado en una astuta jugada del marketing por los canales de TV. Los candidatos sólo han respondido a un puñado de preguntas realizadas por los internautas, y no en el espacio donde fueron formuladas, sino en un espacio de aire televisado y sin réplica. Lamentablemente habrá que esperar para la próxima.