El debate sobre los Nombres de Dominio Internacionalizados (IDNs)

A raíz de esta entrevista en Wired que le hacen a Rod Beckstrom, nuevo CEO y Presidente de ICANN, veo que cada día va tomando más relevancia el debate sobre los nuevos nombres de dominios internacionalizados, o IDNs (Internacionalized Domain Names), que tienen como objetivo utilizar caracteres no ASCII (es decir, no basados en el alfabeto latino) como nombre de dominio. De esta manera, pueden incorporarse palabras al nombre de dominio en caracteres de alfabetos no latinos, como el cirílico, el árabe, chino, japonés, etc. y también diéresis, tildes, eñes, como caracteres no estándares.

El punto del debate comienza cuando ICANN decide ampliar el uso de estos caracteres a los gTLDs(Global Top Level Domains, .com; .net; etc.) y sobre todo, permitiendo la creación de nuevos gTLDs en caracteres no latinos, como por ejemplo ya lo hizo Egipto.
Ahora bien, ¿cuáles son las posiciones en el debate?
 
Por un lado, desde ICANN creo que promueven con buenas intenciones el motto de que cada persona debe poder acceder a la red en su idioma y lengua, de manera fácil y sencilla, sobre todo teniendo en cuenta la diversidad linguistica de países como la India. Una iniciativa de esta magnitud creo que ayudaría a reducir las brechas de acceso al conocimiento y a los contenidos de la red, además de promover los micronegocios locales, fuertemente asociados a nombres propios y culturales. Aunque también podemos pensar que esta acción puede ser un movimiento interesante de cara a contrarestar la mala imagen sobre el peso de los Estados Unidos en ICANN.
No obstante, la implementación de esta nueva directiva, que según Beckstrom “fomentaría la innovación” en Internet, creo que como daño colateral obligaría a muchas empresas y organizaciones globales a registrar muchos más dominios para sus marcas y productos, en cada lengua de manera particular. Esto haría mucho más difícil y tedioso los mecanismos de resolución de controversias y podría traer el peligro de una balcanización lingüística de la red, promoviendo redes separadas, de facto, por los caracteres idiomáticos.
Estaremos atentos a cómo avanza el punto en cuestión, sin dudas con aristas interesantes.