En Venecia, los niños vienen con Internet debajo del brazo

En Argentina tenemos un dicho popular que dice que, cada vez que nace un niño, éste viene “con un pan debajo del brazo”, en señal de prosperidad y buenaventura para su familia. Pues bien, se ve que en Venecia reformularon este dicho a los años que nos toca vivir, y decidieron desde el gobierno local dar a cada niño que nace, junto a su tarjeta de identidad, una conexión wireless de por vida.

Desde hace un tiempo, según parece, el municipio viene invirtiendo fuertemente en el acceso y está desplegando fibra propia en todas las islas. Lo bueno es que preguntaron a los más jóvenes donde era necesario ubicar los hot-spots, y no ponerlos de manera arbitraria. No sé si hay una iniciativa similar en otros gobiernos locales, pero me parece una excelente medida que va en sintonía con alguna corriente de la regulación europea sobre internet como bien público.

Vía MuniWireless