Evo Morales nacionaliza los hidrocarburos bolivianos

Con sorpresa, se dió el anuncio del Presidente Evo Morales de nacionalizar todos los recursos hidrocarburíferos bolivianos. Esta medida, tomada bajo un «decreto supremo» le otorga al Estado boliviano, y a su compañía Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) el control absoluto de oleoductos, refinerías y pozos. De más está decir que esta noticia no cae para nada bien en compañías como Repsol-YPFPetrobrás que disponen de grandes inversiones en sus operaciones en el país. Por lo pronto ninguna de ellas se ha pronunciado acerca del tema.

La medida, según el decreto, obliga a las compañías a entregar el total de su producción al Estado, quien se encargará de su comercialización. Inmediatamente después del anuncio, tropas del ejército boliviano se presentaron en las instalaciones petroleras del país.

Si bien es cierto que esta medida era anunciada en la campaña presidencial de Evo Morales no se pensaba que llegaría a instrumentarse de esta manera, o al menos al corto plazo.

¿Qué sucederá de aquí en más? ¿Habrán hablado Evo y Chávez de este tema en su reciente reunión por el ALBA? ¿Qué pasará con el valor del crudo y el gas?

Por lo pronto ya se ha encendido la señal de alarma en el gobierno de Zapatero y el PP ya pidió al Ejecutivo que resguarde los intereses de las empresas españolas en el país.