La estrategia proconsular

Juan Tokatlián discute hoy en La Nación las implicancias del anuncio de la nueva estrategia y líneas de acción del Comando Sur en América Latina.

(…) Por todo ello, la estrategia 2016 del Comando Sur continuará demandando más recursos materiales para su despliegue y mayor autonomía para su realización. Se trata de un plan vasto, ávido e integral, cuya ejecución es, al parecer, independiente del futuro político-militar de Irak y Afganistán y de la próxima elección presidencial de 2008 en Estados Unidos.

De una manera implícita se asume que ningún gobierno liderado por un demócrata o por una demócrata alterará el rumbo de la diplomacia militar respecto de la región durante una década.

Si el procónsul era, en el imperio romano, el gobernador de una provincia con jurisdicción e insignias, el Comando Sur parece dispuesto a asumir las tareas proconsulares de Washington en América latina y el Caribe.

Las turbulencias domésticas y las fracturas intrarregionales en el área alimentan la tentación expansionista de las fuerzas armadas de Estados Unidos en el área: nuestra pasividad individual y falta de integración colectiva podrían terminar legitimando lo que cada vez más tiene contornos de convertirse en una era proconsular.

¿Ustedes qué piensan? ¿Cuáles son los principales temas en la agenda de seguridad hemisférica con los Estados Unidos?

Descargar el documento “United States Southern Command Command Strategy 2016″