La promesa de Kamil Modrácek, de Jiri Kratochvil

 
23_lapromesadekamil.jpg
 

LA PROMESA DE KAMIL MODRÁCEK

por Jiri Kratochvil

Título original:  SLIB
Editorial: IMPEDIMENTA
Primera edición: 2009
Páginas: 320

 

★★★☆☆ –  Jiri Kratochvil, el autor de este libro, nos traslada a la fría y oscura Brno de los años cincuenta. El estalinismo checo estaba en su apogeo y los mandamases del partido reinaban a sus anchas.

Podemos decir que los dos grandes temas que cruzan a esta novela son la venganza y la doble imagen de la mayoría de los regímenes comunistas del siglo pasado: en la superficie vive el hombre nuevo, pero en las alcantarillas, en lo subterráneo, habita todavía su versión más oscura.

Pero quedémonos de momento con la venganza. Kamil Modráček, nuestro protagonista, es un arquitecto con grandes aspiraciones. Carga con la maldición de haber construido una casa para un gerifalte alemán en la época de la ocupación, y por ello ahora está en el ostracismo construyendo bloques de vivienda sin ningún tipo de arte. Un día se entera que su hermana, artista plástica, es detenida por presuntos delitos ideológicos y termina muerta en su celda.

Dice Kratochvil:

Modráček no volvió a casa hasta bien entrada la madrugada. Deambuló por Brno, que, entonces, a comienzos de los años cincuenta, estaba oscuro y vacío como durante la ley marcial o un bombardeo aéreo. Y en esa oscura y vacía ciudad por fin se topó con aquel pensamiento aterrador. Pero todavía no tenía ni rostro ni alma. Era solamente una especie de insecto nocturno que zumbaba en su cabeza enferma.

Aquí es donde comienza verdaderamente el libro, y es donde vamos conociendo el desarrollo de la  fría venganza de Kamil. Una venganza, al principio calculada al milímetro y con todos los detalles , pero que luego se torna cada vez más difícil de mantener. Un espiral de sucesos que terminará arrastrando a todos muy abajo.

Y hablando de abajo, el otro gran tema que recorre esta trama, como les decía, tiene que ver con la doble moral que sufrieron la mayoría de los regímenes comunistas modernos: en la superficie parecen ser una cosa, pero en el fondo podemos encontrar otra completamente distinta. Y La promesa de Kamil Modráček lo refleja al ponernos dentro de una escena muy alegórica, los túneles y pasadizos medievales de Brno, que casi por azar un día Kamil encuentra debajo de su casa y donde transcurre gran parte de la novela.

 

Valoración: Está muy bien. Es una historia particular que reúne drama, algo de humor y hasta alguna pincelada surreal que me hizo recordar a Kundera. Seguiremos leyendo más de este autor.


¿Te ha resultado útil o interesante esta reseña? ¡Compártela en tus redes sociales!