Las edades de Internet: Cinco escenarios para el futuro social de la red

Contribución publicada en Tendencias Digitales

El post anterior de Gustavo Papasergio sobre el crecimiento de Internet y el derrotero seguido en los últimos veinte años de desarrollo tecnológico en la red me dispara la idea de comentar y compartir con todos los lectores de Tendencias Digitales un muy buen análisis de Jeremiah Owyang, analista principal de Forrester Research, (una de las principales referencias en el análisis de la industria tecnológica), que publica en Web Strategist, su blog personal.

Jeremiah habla sobre las edades futuras de la red social, esto es, posibles trayectorias y escenarios que puede tomar Internet de acuerdo al uso, regulación, desarrollo de aplicaciones, vinculación con el mundo cotidiano y doméstico, evolución de la industria, estándares, y muchos factores más.

¿Cómo usaremos la red en los próximos años? ¿Cómo se aprovecharán las marcas y redes sociales de toda nuestra actividad virtual y real?

Jeremiah llama a este análisis las “Cinco Eras de la Web Social”, momentos por los que ha atravesado y atravesará nuestra experiencia social en la red. Claro está que estos momentos o etapas no son consecutivos sino que se van superponiendo e intercalando, producto de la misma naturaleza dinámica de la red.

La Era de las Relaciones Sociales (Era of Social Relationships)

(2000-2005) Aquí es donde nos encontramos, a grandes rasgos, hoy: Personas se conectan con Personas a través de aplicaciones con posibilidades de interacción social, no sólo a través de las comúnmente llamadas “redes sociales” como Facebook, Linkedin, MySpace sino de redes verticales y de pertenencia identitaria mucho más marcada.

Las marcas reciben con escepticismo la explosión del fenómeno, pero rápidamente abren sus espacios para probar qué sucede ahí dentro (en algunos casos con errores) y posicionarse en una carrera de todos contra todos.

La Era de la Funcionalidad Social (Era of Social Functionality)

(2005-2007) El camino lógico de crecimiento es extender estas vías de relacionamiento más allá del “friendling”, esto es, avanzar hacia otras funcionalidades y plataformas, como por ejemplo el trabajo colaborativo, entretenimiento en línea, entre otros usos.

Las redes sociales se convierten en gateways o contenedores de aplicativos, widgets, y código híbrido que nos permite colaborar y compartir con nuestros nodos casi toda nuestra actividad en línea, sea desde el escritorio o a través de un dispositivo móvil.

La Era de la “Colonización” Social (Era of Social Colonization)

(2006-2008) Todo sitio y espacio en la red es social, compartible y participativo, incluso si no está creado para tal fin. Servicios y plataformas intermedias hacen posible quecualquier rastro, lifestream o contenido de la red pueda ser susceptible de re-distribución y re-mixing por parte de cualquier usuario.

Las identidades se van tornando más fuertes, las agrupaciones o “tribus” del escenario virtual se hacen más preponderantes.

La era de la creación colectiva del contexto (Era of social context)

(2008-20010) Cada vez crece más la dependencia a nuestro nodo de relaciones en la red, que moldea y forma todo trazo de nuestra experiencia virtual. Nuestros contactos son los que nos pautan lo que leemos, comentamos, distribuimos y rechazamos.

En estos momentos es donde comienza a abrirse paso la participación de lo virtual en lo real y viceversa: las marcas comienzan a redefinir su identidad y productos de acuerdo a los patrones de comportamiento, distribución y relaciones de sus clientes en la red y al nodo al que pertenecen.

La era del Comercio Social (Era of Social Commerce)

(2012 -) Aquí el comercio verdaderamente será digital, no sólo a nivel transaccional y operativo, sino también –y lo más importante- a nivel de diseño de producto y funcionalidad.

Las comunidades o tribus virtuales definirán los productos del mercado, sus características y posibilidades. Las marcas ya no podrán influir en tal nivel de agregación de opinión colectiva y confiarán en estos grupos para el desarrollo de sus negocios.

Las redes sociales jugarán un rol clave a la hora de abrir sus bases a las marcas para que puedan extraer de allí toda nuestra vida traducida en bits, (qué estamos comiendo, qué no nos gusta, qué es lo que deseo para mi cumpleaños, porqué habré recomendado a un amigo el producto de la competencia o porqué razón comenté que me gustan sus nuevas zapatillas).

Conclusiones

En línea con este último escenario, y esta es una opinión personal, creo que si en las otras eras “el rey” era el contenido (Content is King), o en otras, como la actual, el contexto lo es (Context is King), en las venideras el rey será el código (Code is King), piezas de bits analizadas minuciosamente para encontrar dentro de ellas regularidades, disfunciones y patrones en millones de personas compartiendo sus vidas para construir nuestras posibilidades de ocio, comercio, consumo y producción.

A pesar de ser un análisis bastante restringido a las actividades comerciales o de ocio en la red y no, por ejemplo, las políticas –que es ya discusión para otro post- creo que esta perspectiva merece ser compartida en este espacio, y nos obliga a pensar, como el nombre de este espacio lo recoge, las tendencias digitales para nuestro futuro.