Magallanes, de Stefan Zweig

 
14_magallanes.jpg
 

MAGALLANES: EL HOMBRE Y SU GESTA 

por Stefan Zweig

Título original: MAGELLAN
Editorial: DEBATE
Primera edición: 1938
Páginas: 240

 

★★★ ½ –  Si les digo el nombre de Fernando de Magallanes a muchos de ustedes les sonará a nombre de calle o algo parecido a un marinero. Los más eruditos dirán “pero claro, ¡si es el fulano del estrecho de Magallanes!” Correcto mis amigos. Es el mismo que le puso nombre al famoso paso entre el océano Atlántico y el Pacífico, allá mismo en el mismísimo c**o del mundo. 

Magallanes fue un auténtico luchador, un sufridor y también un gran visionario. Estudió durante muchísimo tiempo las cartas de navegación, habló con cientos de marineros, juntó fondos (poniendo de su propio bolsillo) para bancar su expedición y hasta sufrió el destierro de su país, Portugal. Su tripulación pasó hambre, frío, momentos desmoralizantes por los que desertaban y sublevaban, incertidumbre y unas condiciones de higiene  salud de las peores que puedan registrarse. 

Pero aún así, contra todos los pronósticos, demostró que tenía razón. Le dejó a la humanidad su legado: dar la primera vuelta a la circunferencia de la tierra y abrir toda una nueva época. Poner en los mapas que había un paso al otro lado del mundo a más de 12 mil kilómetros de Sevilla. 

Dice Zweig:

“De entre todas las figuras y todas las rutas, mi admiración se asió a los hechos del hombre que, en mi sentir, llegó a lo más extraordinario en la historia de los descubrimientos geográficos: Fernando Magallanes, el que salió de Sevilla con cinco barcas de pescador para dar la vuelta a toda la tierra. Tal vez en la historia de la humanidad es la odisea más magnífica esta partida de los doscientos sesenta y cinco hombres decididos, de los cuales sólo dieciocho volvieron a sus lares en los míseros barcos castigados”

¿Qué me llevó a leer sobre la vida de Magallanes? Llegué a este libro por recomendación de Ryan Holiday –que escribe la mejor newsletter sobre libros que pueda recomendarles– y cualquier cosa que recomiende tiene que ser buena. Por otra parte, la pluma de Stefan Zweig es ya bien conocida: eficiente, efectiva y al grano. Sus historias nunca defraudan (tengo pendiente leer su biografía de Montaigne, espero poder hacerlo este año).

 

Valoración: Me gustó mucho. Me sorprendió el paralelo que se puede encontrar entre aquellos exploradores como Magallanes y los emprendedores de hoy… y terminar de darse cuenta que poco ha cambiado. La frase hecha de “luchar por tus sueños” y “nunca abandonar” tienen mucho sentido en esta historia. Muy recomendable para cualquier persona que este emprendiendo algo, aunque sea un mínimo cambio. No lo califico con más estrellas porque el final de la historia (que es el real, por supuesto) me dejó un sabor agridulce. Pobre Magallanes :(


¿Te ha resultado útil o interesante esta reseña? ¡Compártela en tus redes sociales!