Oro, Plata, Bronce

Estamos a solo un día de conocer la ciudad elegida para celebrar los XXXII Juegos Olímpicos de 2020. Las tres candidatas que llegan a esta etapa final vienen intentándolo desde hace tiempo (Madrid perdió contra Londres y Río de forma consecutiva, Istanbul fue candidata 6 veces) siendo Tokyo la única en haber albergado los Juegos con anterioridad. Como parte de los trabajos de candidatura (de viabilidad técnica, financieros, seguridad, etc.) todas las ciudades recurren a sus mejores armas comunicacionales para convencer a los miembros delegados del COI, que son quienes decidirán la sede. Experimentados técnicos y hombres de oficio son contratados para asesorar en materia de comunicación a las sedes y poder llevarse así los Juegos. Además de tener una propuesta técnica razonable, hay que saber contar una historia, emocionar y convencer.

Vamos a echar una mirada a los spots oficiales de cada candidatura y veamos qué es lo que nos quieren transmitir.

Madrid

Spot: «Ready to shine»

Madrid está «lista para brillar», y lo muestra dando mucha relevancia a la infraestructura, que en definitiva, es presupuesto y tiempo: estadios, localizaciones y transporte. Quiere dar certeza y seguridad para unos Juegos “austeros”, que la ciudad vende como “verdes, sustentables”. La mayoría de las obras están ya terminadas y ése es su punto fuerte. De hecho, no hay en los spots de sus competidores planos a la infraestructura.

Desde la producción y montaje, no hay uso de clips de banco, ni footage de juegos pasados. Es un spot enteramente producido para el caso. No cae en el recurso fácil de aprovecharse de atletas conocidos (excepto el equipo de nado sincronizado, creo) y eso que en este punto Madrid podría haber sacado una enorme ventaja. Esto es de destacar. La banda de sonido, que incorpora letra, es también muy buena.

Es un spot muy luminoso, cálido, confortable. El sol que baña Madrid en verano tiene un rol fundamental y creo es una muy buena decisión utilizarlo. En todo momento se ve gente, salvo poquísimos cuadros donde hay panorámicas de la ciudad. Como punto flojo, algunas (la del grupo de gente abrazando al corredor, o el corredor al árbol) me parece que restan.

En mi opinión, una muy buena producción y el mejor de la serie.

Dato curioso: En ningún momento del spot aparecen niños.

Estambul

Spot: «Bridge together»

El mensaje de Estambul es ser “el puente” entre Europa y Asia, entre Occidente y Oriente. Por primera vez en la historia, podrían celebrarse los juegos en un país de mayoría musulmana. El lema, dejando en claro este punto no está nada mal, y creo que es acertado.

Pero si hablamos del spot, es francamente muy malo. Parece más una promoción turística que uno de una ciudad olímpica. El factor étnico está bien, la curiosidad y el ruido de los bazares, los botes y puentes que adornan el Bósforo, el té humeante y hasta una partida de backgammon (!) tienen su lugar. Sin embargo, no va más allá de eso. Los cuadros son muy oscuros, hay momentos en que se utiliza un blurado en las lentes que no comunica transparencia. El producto final es un video mucho más oscuro que el resto, casi nocturno.

Si bien muestra a niños y gente practicando deporte (incluso utilizando material de archivo), no me da un mensaje de espíritu olímpico.

Me parece el más flojo de los tres.

Dato curioso: No hay referencias ni planos de atletas o deportistas paralímpicos.

Tokio

Spot: «Tomorrow begins»

Ya sabemos como son los japoneses. Una cultura con una obsesión milenaria por la prolijidad y el orden. Y la candidatura de Tokio lo aprovecha muy bien. La estabilidad y la certeza de que lo que se diga se cumpla es el caballo de batalla de la candidatura.

El spot creo que abusa mucho del footage olímpico, y lo enmarca sólo en atletas japoneses. Al pasar en la segunda mitad del spot a “la gente”, pretenden resaltar el espíritu y calidez de Tokio como sede. Y precisamente es algo que siempre se le echa en falta a los japoneses (recordemos el mundial de Corea-Japón), esa “falta de onda” o “poco ambiente” en los eventos que organizan. Por eso creo el uso de las animaciones que “explotan”, la preeminencia del color (no en vano la guía del video es un corazón) y una buena banda sonora consiguen cubrir ese gap.

Me parece un spot prolijo, que emociona y comunica en complemento a la candidatura técnica.

Dato curioso: No hay planos de gente jugando en la ciudad, algo muy raro para un spot olímpico.

En conclusión, creo que está bastante claro el podio. El oro es para Madrid, y espero que tenga una buena elección este sábado en la reunión del COI. Plata para Tokio y Bronce para Estambul.

¡Espero que Buenos Aires pueda traerle mucha suerte! ■

SpotsYamil SalinasComment