Pasando revista

Me gustan mucho las revistas. Si tuviera que elegir entre los periódicos/diarios y las revistas, no sería una elección justa. Siempre las revistas me han parecido un mejor vehículo1 para plasmar un periodismo más acabado, más excelso. La pareja que hacen el texto con las fotografías, sumados al papel y las composiciones me encantan. Los diarios, con esas columnas grises y fuentes pequeñas, dependen del hecho, suceso o noticia del día. Las revistas no. Por algo uno disfruta leyéndolas en el parque, en el sofá o al sol. ¿Por algo ponen revistas en las salas de espera, no? 

Desde hace algunos años, vengo observando que el escenario para las revistas como negocio ha cambiado de manera vertiginosa. Hay notables ejemplos de revistas -independientes y no tanto- que al calor de Internet llegaron para ganar lectores y renovar sus propuestas. El brazo digital (y los kioscos para ecosistemas móviles) brinda nuevas herramientas y giros para ampliar la historia, contextualizarla y sobre todo, compartirla.

Este escenario es sin dudas el ideal para el amigo revistero, aunque tal como sucede con las series -otro producto de consumo cultural masivo- lo malo es el poco tiempo que a uno le queda para poder disfrutar en su total medida la calidad de sus escritores, periodistas y contribuyentes.

No obstante, ampliar la oferta siembre es bueno cuando pueden encontrarse producciones con excelentes contenidos y redactores, y mucho más  si puede accederse a ellos sin intermediarios ni correos. En Latinoamérica, puntualmente, los precios de envío (y también los tiempos, por supuesto) encarecen bastante las suscripciones, siendo el soporte digital una bendición para estos casos.

Aquí va mi selección de lo que leo habitualmente (mediante suscripciones digitales o en papel) y algunas en números puntuales.

The New Yorker (Digital)

No hace falta describirla, The New Yorker es la mejor revista cultural que hoy pueda encontrarse. Ensayo, crítica, poesía y ficción de la más alta calidad disponible cada semana. Eso sí, para cualquier mortal que viva fuera de los límites de la gran manzana no serán de mucha utilidad ciertas secciones, como la agenda y cartelera cultural. También rápidamente puede olfatearse el tufillo hip-newyorker en sus columnas, pero bueno, es parte del precio. Sus reseñas de libros, cine, teatro y cartoons la hacen todo un privilegiado prisma para leer el presente. Y sí, oh, sí, sus tapas. Sus tapas.

Monocle (Papel)

A mi modesto juicio, la mejor revista de temas globales que pueda leerse. Sus artículos en «Business, Design, Culture, Affairs» están perfectamente curados y escritos, y las secciones /informes temporales también. Monocle saca muy buen provecho a su red de corresponsales en más de cien países, lo que la hace una gran publicación multicultural e imposible de no perder una opinión o feature en algún lugar del mundo.

Además de la revista, sus podcasts también son muy buenos. Les recomiendo puntualmente seguir algunos como The Globalist (sobre World Affairs), The Stack (sobre el presente y futuro de medios) y The Entrepreneurs (sobre lo que ya saben). Lo que no les recomiendo es su tienda online de productos. Su tarjeta de crédito sufrirá demasiado.

Wired Magazine (Papel)

Testigo privilegiada del impacto de la tecnología en nuestras vidas en los últimos veinte años, a Wired no le hacen falta más preámbulos. Durante algún tiempo estuve suscripto a Wired en versión digital, pero es una revista que no puedo disfrutar tanto como teniéndola en papel.

Si bien la edición digital incluye algunos features adicionales como vídeos, enlaces contextuales y búsqueda (hasta la publicidad es increible) que francamente están muy bien y no he visto en otra publicación digital, no puedo acostumbrarme a hojearla en un iPad.

Wired Magazine UK (Digital)

La edición británica de Wired conserva el tono editorial de su versión original pero incorpora una mirada más europea de la tecnología y su impacto social. También tiene menos publicidad y más notas "largas" que las secciones cortas de la edición americana.

Vice Magazine (Digital)

Si aún no la conocen, vayan y descárguense esta revista que los lleva directo al bajofondo y barro del mundo. Traficantes, señores de la guerra, chicas malas, presos políticos, estrellas venidas a menos y demás cosas chungas tienen su lugar en Vice. Tranquilamente podrían cobrar por sus contenidos y reportajes de calidad, pero por ahora es gratis. Las épocas jugaron una mala pasada, pero creo firmemente que Riszard Kapuściński hubiese escrito en Vice.

Shift (Digital)

Es la revista de tecnología de The Next Web. Artículos y ensayos largos, más enfocados hacia las tendencias y análisis que al contexto inmediato. Hace un año y medio habían comenzado a experimentar con una revista digital (creo que sólo para iPad) que también era muy buena. Cada número estaba dedicado a un tema (música, relax (?), design, etc.) con contribuciones de buenos periodistas y expertos.

Rolling Stone Argentina (Papel)

Yo creo que será por una mera cuestión de pertenencia y uso del lenguaje, pero la edición argentina de Rolling Stone me parece muy superior al resto de ediciones -exceptuando la original, americana- que pude leer u hojear de otros países. Conservo una suscripción en papel que de vez en cuando me llevo hacia donde viaje. Recuerdo reportajes muy buenos como la crónica de deportación de Seselovksy, especiales de Luis Alberto Spinetta, entrevistas a Ricardo Iorio y otros tantos ejemplos.

The Magazine (Digital)

Originalmente un proyecto de Marco Arment (conocido por haber fundado Instapaper, entre otros) The Magazine ofrece una propuesta muy singular, ya que parece una revista de tecnología pero no lo es. Sus redactores y contribuyentes vienen del ámbito digital pero sus historias no están centradas en lo tecnológico. Casos personales, ficción breve, crónicas y viajes.

Publica quincenalmente (por ahora sólo a través de Newsstand de iOS) y la extensión de cada edición y sus artículos es la más apropiada. Como está principalmente enfocada hacia el texto, tiene la ventaja de poder leerse también desde el iPhone y no exclusivamente en el iPad, lo que permite una lectura móvil durante tu tiempo de transporte, desayuno o espera. Me encantaría que exista una propuesta de este estilo en español.

The Loop (Digital)

Revista digital dirigida por el barbudo de Jim Dalrymple (ex MacWorld) y dedicada exclusivamente al mundo Apple. Columnistas de excelentísima calidad, con insights y reviews que salen de lo meramente tecnológico. La calidad de la aplicación/lector es muy buena. Por obvias razones, solamente para iOS.

Lecturas habituales y pasadas

  • Panenka (España): Todo un hallazgo. Bajo la consigna «El fútbol que se lee» Panenka es una revista de ¿fútbol? con un enfoque editorial no deportivo. ¿Suena raro, no? El papel y la experiencia de lectura analógica le sientan muy bien a un producto como Panenka. El gordo Soriano estaría suscripto, sin lugar a dudas.
  • Yorokobu (España): Tiene un estilo un poco ecléctico, ya que mezcla temas de diseño con crónica social y tecnología, Yorokobu es una muy buena revista. Su diseño en la versión de papel es notable. Para una pequeña muestra, pueden leer su blog aquí.
  • Orsai (Argentina): El proyecto de revista-libro independiente de Hernán Casciari, con una calidad editorial superlativa para Latinoamérica. Me suscribí a la primera temporada de la revista. Ahora veo que venden números sueltos y seguramente me haga con alguno :)
  • Foreign Affairs (Digital): La mejor edición mensual sobre asuntos internacionales y globales que pueda encontrarse. Si estudiás Ciencia Política, Relaciones Internacionales, Seguridad o Economía Internacional, no podés pasarla por alto. Tiene descuentos para suscripciones a estudiantes.
  • Le Monde Diplomatique (Papel): Durante mis años universitarios estuve suscripto a la edición argentina. No la leo desde hace unos cinco años, y no creo que el foco editorial haya cambiado mucho.
  • Esquire España: Por las personalidades que entrevista, por el lenguaje y por el tono entre formal y coloquial, disfruto mucho de la edición española de Esquire. Cierto es que es una revista de lifestyle masculino y a veces se les va un poco la mano con la moda y la bajada de línea estética, pero su calidad editorial y fotográfica es excelente. Sus tapas son todo un clásico. No me gusta que el precio de la suscripción española cueste más del doble que la edición original americana, siendo que algunas notas y entrevistas se repiten.

Algunas ausencias:

  • The Economist: creo que nadie puede dudar de la calidad editorial de una revista como The Economist, pero luego de varios intentos nunca pude encontrarle un hueco. Es una revista que me aburre. Más allá de hojearla en una sala de espera o aeropuerto, no hemos desarrollado más empatía.
  • National Geographic: me sucede algo similar a The Economist, y tampoco no pongo en duda su calidad (soy un gran admirador de sus mapas, por ejemplo) No se sí es manía mía, pero siempre noté cierta distancia entre el cronista y el lector que no me gusta. No hay complicidad, ni guiños al contar tan buenas historias. Ofrece una lectura más ascéptica y poco comprometida.

¿Conocen ustedes alguna revista -ya sea de producción independiente o no- para recomendar? ¿Cuáles leen?

  1. Desde muy chico mi vida estuvo rodeado de revistas. Mi padre solía traerme decenas de revistas Anteojito que más tarde, con los años, cambié por la española Micromanía y la hoy desaparecida Revista Descubrir.
RevistasYamil SalinasComment