¿Qué te puedo cobrar?

Ayer se reunieron los presidentes Lula da Silva, Néstor Kirchner y Evo Morales para tratar de transmitir “descompresión” a la medida de Bolivia de nacionalizar sus hidrocarburos. La cuestión es que la cosa comenzó dura al tratar Evo a la retirada de inversiones de Petrobrás como un «chantaje», pero aparentemente luego la reunión llevó a cauces normales hasta el cierre donde posaron para la foto. Lo cierto, al menos para la opinión pública, es que Bolivia aseguró su suministro, pero venderá su gas mucho más caro a la Argentina y Brasil, y con los dientes apretados deberán aceptarlo. Aunque desde algunos medios le tiran con palos, para mí este round lo ganó Evo. Veremos qué pasa en el de hoy.