Un recorrido por Lima

A decir verdad, me hacía muchísima ilusión conocer el Perú. Dejando de lado el típico cliché de pueblo hermano latinoamericano que muchas veces se nos presenta al conocer países de nuestra vecindad, tenía una deuda de visita pendiente con este país. Aprovechando algunas reuniones laborales tuve la suerte de poder recorrer algunos lugares (muy poco, sólo Lima y alrededores) pero creo que el tiempo suficiente para probar la excelente gastronomía peruana, caminar algunas calles y sobre todo, llevarme una excelente impresión sobre el país, su gente y su porvenir.

Si están por Lima, en Perú, no pueden dejar de:

  • Darse un paseo por el cercado (centro histórico de Lima)
  • Ver los típicos balcones limeños.
  • Tomar una Inca Kola bien fría.
  • Ver el ritual de la Pachamanca (cocina bajo la tierra, con piedras)
  • Reconocer los variados estilos de arquitectura de la ciudad, desde los coloniales hasta los más setentistas y modernistas.
  • Comer buen ceviche de pescado y mariscos (cuidado que a veces es un poco picante)
  • Tomar tres copas de Pisco Sour (luego de la tercera vendrá la cuarta sin necesidad de recomendarlo :D )
  • Notar la maestría en el manejo de la plata y el bronce en la artesanía peruana.
  • Tomar un buen sushi en Matsuei, San Isidro.
  • Adentrarse en la mitología inca, el culto al sol, la tierra y el aire.
  • Deleitarse con los colores de la gastronomía peruana.
  • Sentir la brisa del Pacífico por las tardes.
  • Pasar la tarde en una terracita en Barranco, mientras suena Chabuca
  • Sufrir el tránsito y la marea de combis por el centro

Espero poder volver alguna vez y conocer un poco más del Perú, que por lo que pude ver tiene una diversidad natural impresionante.

Pueden ver la galería completa de fotos en Flickr.